RESEÑA El Diablo de Brian Azzarello y Danijel Zezelj

«Me llamo Moisés Stone. No soy un asesino, aunque he matado.»

RCO011_1470276199

El Diablo es una miniserie de cuatro números (El Diablo Vol 2 #1-4) del sello Vertigo de DC Comics, que fue publicada entre marzo y junio de 2001. Está guionizada por Brian Azzarello, dibujada por Danijel Zezelj y coloreada por Kevin Sommers. Sus portadas son obra de Tim Sale.

En 2001 Brian Azzarello y Danijel Zezelj lanzaron El Diablo, una miniserie que recuperaba a un personaje un tanto olvidado del Oeste deceíta. Había algo de poesía en la situación, ya que El Diablo nació como complemento en la colección de Jonah Hex en los 70, y ahora este cómic aparecía respaldado por las tres miniseries que habían sido publicadas anteriormente en Vertigo reintroduciendo a Jonah Hex.

Aunque siendo sinceros, El Diablo es una mera excusa en esta miniserie; quizá un hilo conductor, pero que apenas veremos para centrarnos en la truculenta historia que tiene preparada Azzarello. Evidentemente, no hace falta haber leído nada de dicho personaje, ni siquiera saber de su existencia, ya que estéticamente el personaje es totalmente diferente, y lo mínimo que es necesario saber sobre el mismo se nos explicará aquí. Y es que, el protagonista de esta historia no es El Diablo, sino Moisés «Mandamientos» Stone.

Moisés Stone, es el sheriff del pueblo de Bolas de Ratón. Un hombre que se forjó un nombre como cazarrecompensas expeditivo y de sangre fría, que ahora quiere construir una familia y alejarse de su anterior vida. Pero el pasado siempre llama a la puerta, y más si tienes cosas que esconder, y en este caso, la llamada comienza con la aparición en el pueblo de un misterioso forajido, el Diablo, que acaba con toda una banda de bandoleros y tortura a Moisés. De esta forma, y acompañado por un grupo de hombres de armas del pueblo, Moisés emprenderá una persecución tras este misterioso individuo que le llevará a enfrentarse con sus secretos más oscuros.

Desde Bolas de Ratón, a Halo, la expedición se irá tornando más y más peligrosa, según vemos que sólo hay un objetivo en mente; el de uno mismo, y es que estos personajes, y en especial Moisés Stone, harán lo que haga falta para mantener sus secretos a salvo, dándole más fuerza que nunca a lo de «el fin justifica los medios». Pero habrá algo por encima de todo ello; el Diablo, que entre lo real y lo fantástico, se revelará como la justicia ineludible, la sentencia y el castigo del que no se puede escapar. Una historia apasionante, con grandes misterios en el aire y giros de guión inesperados. Con su ambientación western, da rienda suelta a la ley del Oeste, la crueldad y la ausencia de piedad. Un claro tono adulto y de novela de crimen, donde no habrá censura de ningún tipo, con varias escenas de contenido sexual y también con altas dosis de sadismo y violencia. Una obra impecablemente construida, redonda y con un final que hace silencio. Altamente recomendable.

RCO004_1470276251

Apartado Gráfico

El dibujo de El Diablo está ejecutado por el croata Danijel Zezelj. Su dibujo se sostiene sobre unos trazos muy gruesos, sin apenas detalle y sombras muy remarcadas, creando una atmósfera oscura y cargada que transmite a la perfección la desesperación y agonía de la historia. En ciertas ocasiones descuida un poco las proporciones y tiende a prescindir de los fondos pero el resto de su trabajo lo compensa gracias a las miradas del sheriff Stone y los golpes de fuerza que emplea en los momentos oportunos.

El colorista es Kevin Sommers, que emplea una paleta con tonos suaves, muchas veces pasteles, pero siempre en las inmediaciones de los colores más arenosos. Realiza un trabajo muy bueno, llegando a suplir la carencia de fondos en algunas viñetas sin que apreciemos de primeras que no tienen fondo.

RCO022_1470276134

Las portadas son obra del mítico Tim Sale, y siguen todas la misma composición; periódicos de la época desgastados sobre los que aparece la silueta de el Diablo, dentro de la cual aparece la localización de cada capítulo. Son unas portadas distintas a lo típico, pero que no muestran innovación entre ellas, siendo todas muy parecidas, y pese a la calidad, haciendo que sean muy mejorables, sobre todo porque habría sido preferible que alguna se centrara en Moisés Stone o que ofrecieran algo diferente, principalmente teniendo en cuenta la capacidad de Sale.

Ediciones

En Estados Unidos, además de las 4 grapas originales, se publicó un TPB con la miniserie completa.

En España, ha habido dos ediciones hasta el momento; la primera es la que hizo Norma Editorial en su Colección Vertigo #250, recopilando la miniserie íntegra en un solo tomo, que me ha sorprendido para bien, ya que no peca de uno de los fallos principales de la colección, que es la no inclusión de las portadas dentro del cómic, estando la mayor parte de las veces reducidas en la contraportada. En esta ocasión las cuatro portadas se recogen al final del tomo a página completa, y como extra, hay un artículo del actual editor Marvel España; Julian M. Clemente.

La segunda, es la que publicó Planeta en su Colección Vertigo Voices #4, encuadernado en cartoné y que como extras tiene un artículo introductorio y un «Sobre los autores», ambos firmados por Enrique Ríos.

Por el carácter autocontenido de la obra y su alta calidad, es en mi opinión, ideal para que la recupere ECC en un tomito de su línea Grandes Autores de Vertigo.

Un comentario sobre “RESEÑA El Diablo de Brian Azzarello y Danijel Zezelj

Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: