RESEÑA Los Dones de la Noche, de Paul Chadwick y John Bolton

«Conocedme como Reyes, un hombre infeliz.

Una vez probé los privilegios del erudito, y la comodidad de la vida cortesana.

Mis compañeros eran hombres muertos que hablaban desde el pasado y compartían conmigo conmigo sabiduría y maravillas entre las páginas.

El resto de mi vida, lo soportaba ansiando siempre el momento de volver con mis libros.»

Los Dones de la Noche es una miniserie de cuatro números (Gifts of the Night #1-4) publicada por DC Comics dentro de su sello Vertigo entre febrero y mayo de 1999. Sus creadores son Paul Chadwick, que se encarga de los guiones, y John Bolton, que se encarga del arte.

RCO001_1584258290

Trasladémonos a la época antes de que Europa conociera la industria, cuando los reinos se dividían los territorios y las disputas se saldaban entre ejercitos montados a caballo. Tiempos agitados, llenos de grandeza, fascinación, pero también de oscuridad, de miedos infundados, del rechazo a las religiones y comunidades extrañas y de la permanente lucha entre entre bambalinas por conseguir el poder, de manera directa o indirecta, que poseía el monarca.

En este momento en el tiempo, y en un reino que podría haber existido realmente y que nadie puede estar seguro de si lo hizo, vive Magdin, un niño con una mente en apariencia simple, pero una gran imaginación dispuesta a abrirse a las grandezas de las enseñanzas de Reyes, el bibliotecario de la corte y su tutor, que cada noche, antes de acostarse, le cuenta las hazañas de los íncreibles héroes y pensadores del pasado, mientras ven crepitar el fuego de la chimenea.

Pero el reino está en una situación desesperada, y lo que nunca habría esperado Reyes, es que el rey y padre de Magdin escucharía las visiones del pequeño heredero, unas visiones ciertamente inspiradas por sus historias, y que interpretadas por el rey comenzarían a transformarse en el devenir del reino. Sin quererlo, Reyes tenía en sus manos el poder de cambiar las cosas, luchar contra el odio por su pueblo, los heirionistas, traer eruditos de todos los confines del mundo… Con lo que tampoco contaba, o lo que su nuevo ego (fruto de la ceguera causada por el poder), no le permitió ver, es que su secreto podría ser conocido y codiciado por otros, con planes e ideas muy distintos a los suyos…

RCO012_1583433388

Los Dones de la Noche, recuerda en la forma a las más bellas fábulas infantiles, llenas de poesía fantástica, pero en el contenido, muestra una oscura trama adulta donde la lucha por el poder, el egoísmo, la corrupción, la hipocresía, la violencia y el sexo conforman una serie de niveles que transformarán lo que podía haber sido un bonito cuento en una cruel tragedia. Su lectura sorprende al lector en lo gráfico y le atrapa irremediablemente en la trama, no de una forma despiadada, sino con un leve embrujo que le hace perder su anclaje al mundo real y le transporta a esta tierra de magia y miedo.

Y es esta mezcla de algo que debería ser infantil con algo tremendamente real y crudo lo que hace que el cómic tenga un toque tan particular. Nos fascinará con las historias de sus personajes y su irremediable humanidad, que les lleva a cometer errores que en muchos casos lamentarán. Y el espectador, impotente tendrá que hacer frente a la historia sin poder hacer nada, para poder ver cómo se desenvuelve su trágico protagonista en un mundo que le supera por mucho.

Me sorprende el poco reconocimiento o repercusión que ha tenido la obra. Es cierto que es algo común en el sello Vertigo, donde la ingente cantidad de series de una extremada calidad y algunas de gran fama, hacía que otras quedaran en un segundo plano y no se les diera las mismas oportunidades. Por ese motivo es tan fácil tropezarse con una obra de Vertigo de los 80, 90 e incluso principio de los 2000 y encontrarse con un cómic que le da mil vueltas a gran parte de la producción actual. Este tipo de joyas abundan en este mítico sello, y cuando llegas a una de ella, la sensación es impagable. Los Dones de la Noche es sin lugar a dudas una de estas grandes historias que han quedado tapadas, hasta el punto que en Estados Unidos ni siquiera fue recopilada en tomo y en España sólo cuenta con una edición, aunque eso es probable que tenga solución gracias a Berger Books de Dark Horse Comics, sello que posee actualmente los derechos.

No quiero decir nada más de la obra, ya que es de esas que merece la pena llegar a ellas sin saber absolutamente nada, o por lo menos, saber lo mínimo posible para llevarse todo un regalo en forma de cómic. Lo recomiendo absolutamente y con los ojos cerrados a cualquiera.

RCO006_1584258290

Apartado Gráfico

En el apartado gráfico tenemos un John Bolton absolutamente magistral y pletórico, inundando de belleza cada recoveco de las viñetas. Con un estilo expresionista, que algunas veces hace referencia al modernismo de Klimt por el color o la presencia de esos patrones geométricos, Bolton nos regala composiciones irrepetibles. Este arte tan bello tiene la capacidad de plasmar a la perfección tanto la dulzura como la absoluta crueldad de los acontecimientos que vemos en la serie, con una sensibilidad muy delicada.

Como recurso para ampliar todavía más la sensación de cuento o fábula al leer la obra, muchas veces las metáforas o diálogos pronunciados por los personajes, son dibujados tal cual en la página, pero lejos de quedar fuera de lugar o extraños, se integran a la perfección con la historia.

Más que un cómic dibujado, parece un cuento ilustrado, color, formas, proporciones, enfoques… todo entra en el juego fantástico planteado por Paul Chadwick y tan bien ejecutado por John Bolton.

Ediciones

Para leer la obra en español, la única edición es la que publicó Norma en su Colección Vertigo en los números #112 y #116, que no es complicado encontrar saldados en las tiendas. Cada tomo recoge dos números americanos y el formato es el acostumbrado en la colección; rústica, con el diseño de la línea y una calidad que suele depender del número en cuestión pero que por regla general proporciona volúmenes manejables y resistentes.

En el caso de estos tomos, tienen la portada del primer número que recogen en la propia portada del tomo, y la del segundo número recogido en el interior, antes del número en cuestión (lo que es de agradecer, puesto que otras veces recogían las portadas en pequeño en la contraportada del tomo y ya). Como extras, al final de cada volumen hay una breve biografía de cada autor.

Actualmente creo que los derechos están en Dark Horse Comics, dentro del sello Berger Books, y no sé si ha sido publicado ya o está planificado, pero hay por lo menos un proyecto de recopilar la obra en un tomo en cartoné.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: