RESEÑA Clone, de David Schulner y Juan José Ryp

«Dicen que si miras algo lo suficiente, pierde todo el sentido. Ahora me miro al espejo y veo… nada.»

Clone es una serie regular finalizada con un total de veinte números (Clone #1-20), que fue publicada por Image Comics, dentro del sello Skybound de Robert Kirkman entre noviembre de 2012 y septiembre de 2014. Su creador es David Schulner, que lleva los guiones de la serie, los cinco primeros números en solitario, y el resto con la colaboración de Aaron Ginsburg y Wade McIntyre. El dibujo y las portadas recaen en Juan José Ryp, y el color, en el primer arco es obra de Félix Serrano y en el resto de Andy Troy.

RCO001

Luke Taylor vive una vida normal junto con Amelia, su mujer, la cual está embarazada y próximamente dará a luz. Pero su realidad cambia drásticamente cuando encuentra a un hombre idéntico a él desangrándose en su cocina… Luke Taylor no es único, y hay una multitud de clones suyos dispuestos a demostrarlo.

Así comienza una trepidante historia de acción, donde los Estados Unidos de América tienen mucho que ver, ya que el proyecto de clonación fue realizado íntegramente por ellos de manera clandestina, y ahora quieren votar en contra del uso de células madre embriónicas, muchos años después de haber estado jugando con ellas todo lo que han querido, por lo que, todos los clones de Luke que están dispersos por el mundo de manera totalmente calculada han de ser eliminados para no dejar rastro, pero a la vez, les interesa conseguir el original, ya que tiene la enfermedad de Assinik y esta afección es un requisito indispensable para poder crear más clones en el futuro.

Una trama de intereses, prioridades y conspiraciones, donde los personajes estarán continuamente entre la espada y la pared, y donde pronto se forman dos bandos; los clones que han sido salvados y reunidos por otro clon (Foster) y el gobierno dispuesto a acabar con todos. En medio de todo este caos, y con su familia en constante peligro, Luke deberá evolucionar o morir, y así, con el paso de los números, veremos cómo se desarrolla este personaje y su situación cambia a la vez que van entrando nuevas fichas al tablero de juego, como clones mejorados con ingeniería genética o grupos extremistas de ciudadanos dispuestos a acabar con la nueva amenaza que su gobierno les ha anunciado; los clones.

Clone es un título que, si tuviera que definirlo en una palabra, ésta sería blockbuster. La serie es entretenimiento puro, con leves cuestiones acerca de la identidad, la ética y la moralidad, pero destacando siempre las sorpresas y la acción. La primera mitad de la obra es simplemente un divertimento un tanto salvaje, pero que no termina de conseguir todos los golpes de efecto que pretende, pero a partir del ecuador de la serie, se da un golpe en la mesa y se va volviendo más y más adictiva, mostrando cosas bastante retorcidas y profundizando en personajes que resultan ser más interesantes de lo que pudieran parecer, hasta llegar a un tremendo y apoteósico final, que es todo un puñetazo en el estómago y que para mí, sube la serie de nivel.

RCO013

Es muy interesante ver, con la cantidad de clones de Luke que hay, cómo cada uno es totalmente distinto, demostrando que el ambiente en el que se han criado es un factor crucial para su desarrollo como personas. Y yendo todavía más lejos, un punto de reflexión crucial es cómo cada clon afronta la realidad de que es un clon y no el original, demostrando, o no, que la identidad es un concepto mucho más elevado a una simple secuencia genética.

Otro punto que creo que es muy acertado, es cómo se muestra a la sociedad, creyendo sin pensar en lo que les dice el gobierno y enfocando en ello sus miedos y prejuicios, permitiendo soltar el mal de su interior en forma de odio a lo desconocido, cómo ciertos predicadores, supuestos santos en realidad no creen en lo que dicen y sólo buscan una fachada tras la que poder hacerse ricos y poderosos, o cómo las personas realmente malvadas buscan desesperadamente un credo que justifique sus pecados.

Pese a las bajas ventas, la serie siguió publicándose hasta el número #20 porque iba a ser adaptada para la televisión, primero por el canal NBC y luego por Syfy, pero finalmente fue cancelado el proyecto, y la serie tuvo que cerrar, por lo que la historia acaba con un final tremendo, que puede ser un cliffhanger, o un golpe de efecto final, que es como yo lo veo, puesto que la historia puede quedar perfectamente cerrada así.

En definitiva, Clone es una serie muy entretenida, que si bien no llega a las cotas de calidad de los títulos más punteros y reflexivos de Image Comics (que, cuando empieza esta serie, la mayoría ni existían todavía), ofrece una trama que engancha al lector por medio de un ritmo desenfrenado y situaciones cada vez más complicadas que harán disfrutar enormemente al lector que busque pasar un buen rato.

RCO004

Apartado Gráfico

Tengo que reconocer que al principio era un poco reticente con el dibujo de Juan José Ryp; su estilo es extremadamente detallado y hace todos los cotornos posibles, definiendo a base de líneas absolutamente todo, y añadiéndole volumen de una manera que no había visto mucho hasta el momento, y menos con este grado de precisión; por medio de puntos de distinto grosor. Si hay un trazo que se pueda dibujar en una escena, Juan José Ryp ya lo ha hecho. Pero poco a poco fue conquistándome, y es que no podía ser de otra manera; absolutamente siempre utiliza las proporciones correctas, su narración gráfica es muy eficaz y enfoca la acción y las expresiones faciales de una forma totalmente salvaje. Pero la cosa no queda ahí, si ya su diferenciación estética de personajes es intachable, consigue algo increíblemente difícil; diseña a Luke Taylor para ser el modelo de referencia de los clones, y a partir de ahí, consigue que, pese a ser todos los clones idénticos, imprimirles al mismo tiempo un aura que hace que sean totalmente distintos y reconocibles. Lo de las portadas ya es otro nivel, si ya de por sí es detallista y cuidadoso, a la hora de afrontar una portada la cosa se le va de las manos y nos deja auténticas joyas como las portadas para Clone #17 o Clone #19. No quiero ni imaginarme la de horas de trabajo que invierte en sus dibujos, me quito el sombrero.

El color también es ideal; Félix Serrano y Andy Troy complementan el dibujo de manera perfecta, añadiendo un poco más de volumen de una manera totalmente orgánica y terminando de crear la atmósfera de la historia. Ambos se mantienen en una paleta muy similar, de manera que no se nota apenas el cambio de colorista.

RCO007

Ediciones

Esta serie permanece inédita en castellano, por lo que la única opción para hacerse con ella son las ediciones americanas; las grapas originales o los cuatro tomos recopilatorios en formato TPB. Estos tomos están bastante bien, la calidad acostumbrada por Image Comics, con volúmenes resistentes y manejables, que aparte de los números contienen un apartado final muy interesante titulado Sketchbook, donde los guionistas hablan del proceso conceptual seguido para decidir y plantear las portadas y algunas páginas, así como los lápices de éstas y multitud de ideas para portadas rechazadas, bocetos y diseños de personajes, donde queda patente es lo gran profesional que es Juan José Ryp, ofreciendo multitud de opciones y demostrando su minuciosidad y pasión por el dibujo, trabajando a destajo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: