RESEÑA La Enfermedad del Sueño, de José María Beroy

¿Estoy dormido? Todo parece tan… real… ¿Es de verdad un sueño?

La Enfermedad del Sueño es una historia creada por José María Beroy y publicada por capítulos en la revista Zona 84 de Toutain Editor, entre 1987 y 1988 en los números #30-31, #34-36 y #39-44. Posteriormente fue recopilada en formato álbum por la misma editorial en La Enfermedad del Sueño (1988).

01

La desesperada búsqueda de un libro a través de un reino de fantasía. El impertubable caminar de un extraño ser mecánico a través de un espacio infinito. El exilio de un planeta dominado por la radiación. Un naúfrago que no quiere ser rescatado. Una siniestra fábrica de la que salen ruidos chirriantes, gritos y un hedor grasiento a podredumbre. Un desmayo que transformará, literalmente, la vida de un hombre. ¿Un vagabundo o un héroe espacial? La pelea a muerte de dos gemelos hechiceros.

¿Qué tiene todo es en común?

En un principio, nada. Pero para Beroy todo. Lo que era una serie de historias independientes, sin un principio, ni un final, creadas por Beroy para la revista Zona 84, de repente formaban parte de un todo, al idear el autor una historia de fondo; un nexo que unía todas las realidades y les daba sentido. Sueños. Sueños enfermizos, pesadillas, y la imposibilidad de despertar. ¿Qué es lo real, la vigilia o el sueño? ¿Y cómo podemos saber si estamos soñando o despiertos?

Realmente sorprende lo conseguido por Beroy en estas páginas. Personalmente, hasta que no leí que eran historias independientes que unió más tarde, yo pensaba que era un álbum creado así, con esas capas de surrealismo del autor, y esa sensación de no poder controlar ni saber lo que pasa en la historia. Y no sólo logra unir todo de una manera ejemplar, sino que la nueva trama, mantiene en vilo, y te deja a la vez saltar de uno a otros de estos sueños libremente, disfrutándolos.

20200614_191012

La Enfermedad del Sueño son alucinaciones, fragmentos de vidas reales, o imaginarias; situaciones que incomodorán, horrorizarán, sorprenderán o simplemente entretendrán al lector. Recorrer estas páginas, es comenzar un viaje onírico que explora posibilidades totalmente imaginativas y evocadoras, que mueve a los personajes por lugares insospechados, y que al final deja al que se haya atrevido a cruzar el umbral pensando. Las inquietudes del autor se hacen palpables, cobran vida y se adueñan de cada viñeta. En lo personal, he disfrutado mucho de esta obra, y junto con Ajeno, me parecen las mejores del recopilatorio Onírica.

No se puede decir demasiado más sin crearle una idea preconcebida al lector o destripar la historia, sólo añadiré que La Enfermedad del Sueño es un ejercicio donde Beroy demuestra todas sus capacidades como escritor y dibujante. Una obra de gran calidad que hará las delicias de aquellos que gusten de las historias más oníricas y vanguardistas.

20200614_190933

Apartado Gráfico

Para esta obra, Beroy introdujo un elemento nuevo en su dibujo; el color. Las historias estaban ilustradas a todo color, mientras que la trama de unión posterior era en su clásico blanco y negro.

Y lo cierto es, que el dominio demostrado en el dibujo, se hace extensible en el color, creando ambientaciones novedosas y atmósferas de ensueño. Pasando de mundos virtuales, a macabras realidades pasando por la fantasía.

El dibujo en sí, muestra a Beroy en plenas facultades, con sus enfoques y su enfermizo detallismo, paisajes, objetos y edificios. La cantidad de historias distintas le permite hacer gala de diferentes diseños de personajes, aunque siempre los hombres que dibuja tienden a parecerse. La forma de plasmar el pasillo entre los sueños, con puertas entreabiertas a través de las cuales vemos que sale luz o la habitación donde duerme el «protagonista», con elementos, como las ventanas abiertas, con el viento meciendo las cortinas, la estatua que se rompe o la silla tirada, contribuyen al desasosiego generado por esa cárcel que forman los sueños, dándole más profundidad a la historia.

Ediciones

Para leer La Enfermedad del Sueño, se puede recurrir a las revistas Zona 84 donde fue publicada o al álbum posterior (todo ello indicado en la introducción), pero también existe la posibilidad del recopilatorio Onírica, publicado por Glénat.

Este volumen, contiene cuatro de los primeros trabajos de José María Beroy; Doctor Mabuse, 666/999, Ajeno y La Enfermedad del Sueño, además de una selección de extras con portadas y procesos creativos muy interesantes. El tomo es en formato reducido y con encuadernación en cartoné, muy manejable y sólido. Lamentablemente, tiene un fallo menor, y es que la página 171 está duplicada, omitiendo la 172. Toda la información, incluyendo la página que falta se puede encontrar aquí. Excepto por esto, la edición me parece muy acertada, y una forma perfecta de conocer parte de la obra de un autor tan especial como Beroy.

20200506_155336635162625247616758.jpg

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: